El Principio de Cooperación

Autor: Jesús Alcolea y Adelino Cattani

Resumen del Compendio de Lógica, Argumentación y Retórica

Editorial: Trotta

No todos dicen la verdad y no todos son cooperativos, pero como la sociedad no puede prescindir de la regla de oreo de no decir falsedades, la comunicación ordinaria se rige por un «principio general que regula el uso del lenguaje», una especie de contrato implícitamente estipulado entre hablantes, bajo el supuesto de que nuestros discursos son sensatos, motivados, justificados.

Tal principio desarrolla un papel fundamental en el complejo proceso interpretativo de la comunicación. en esta vale, en efecto, una «presunción de sensatez» equiparable a la «presunción de inocencia salvo que se pruebe lo contrario» que vale en el campo social y procesal.

Paul H. Grice (1975) dio una formulación, y que reza así:

«Haga usted su contribución a la conversación tal y como lo exige, en el estadio en que tenga lugar, el propósito o la dirección del intercambio que usted sostenga».

Paul Grice (1991 [1975]:516)

Es un principio de racionalidad comunicativa que desempeña, además, un papel epistemológico y ético. A juicio de Grice, es aplicable a cualquier interacción, incluida la no verbal.

El principio de cooperación se articula en cuatro máximas de la conversación, expresables en las cuatro reglas kantianas , y sobre todo, aristotélicas, de calidad, cantidad, relación y modo. (Ver máximas de la Conversación (https://www.ferran-tucoach.com/las-maximas-de-la-conversacion/).

Si el mensaje del otro no resulta racional a primera vista y no respeta las cuatro máximas señaladas, uno se esforzará por encontrar un sentido o un significado diferente (metafórico, eufemístico, irónico, etc…). La evidente no racionalidad de lo que dice nuestro interlocutor determinará una implicatura.

Algo característico del principio de cooperación es que nos permite captar la relación entre el significado literal y el significado perseguido o pretendido por quien habla, desambiguar la anfibología, pasar de «Fulano ha dicho x» a Fulano ha querido decir z con x», a través de una serie de pasos «calculables».

Puesto que se supone que es cooperativo, pretendía decir algo diferente. ¿Qué otro sentido puede la expresión? Luego el principio de cooperación impulsa la búsqueda de otro significado. Resulta significativo que Grice use el término «calcular» para designar el proceso que permite comprender e inferir una implicatura.

En otras palabras, el proceso que permite captar una metáfora, una alusión, una insinuación, etc.., es para él un razonamiento y este razonamiento es un cálculo fundado, por así decirlo, en un axioma (el principio de cooperación) y en sus teoremas (las máximas de la conversación).

Jürgen Habermas (1981), cuando habla de la racionalidad de la acción comunicativa, en tanto que distinta de la acción estratégica y de la acción simbólica, se refiere esencialmente a las expectativas de verdad, a los requisitos de sinceridad, de claridad, de coherencia entre lo que se dice y lo que se piensa, que caracterizan el principio de cooperación descrito.

Grice ha influido de forma especial en e pensamiento de los lógicos informales en lo relativo a la interpretación de los textos argumentativos. Su teoría es comparable a la idealización que encierra la noción de discusión crítica de Van Eemeren y Grootendorst (1992b). Estos expertos introdujeron el principio de comunicación («Sé claro, honesto, eficaz y ve al grano»), que desempeña un papel epistemológico similar al de Grice y del cual procede un parte.

Según Leech (1998), se debe añadir a todo lo anterior, un principio de cortesía o educación que desempeñaría un papel regulador superior a aquellos y que sería útil para preservar el equilibrio social y las relaciones de amistad o familiaridad que nos llevan a suponer que nuestros interlocutores están siendo cooperativos.

Cuando la retórica (entendida como el arte de construir el discurso), es la otra cara de la moneda de la hermenéutica (arte de interpretar el discurso), la contrapartida del principio de cooperación debería ser el llamado principio de caridad (o de interpretación benévola): ambos prescriben un comportamiento que es razonable seguir para hacerse entender, el primero válido sobre todo para el hablante, el segundo para el oyente.

Síguenos y comparte:
error