Las máximas de la Conversación

Autor: Adelina Cattani y Jesús Alcolea

Resumen del Compendio de Lógica, Argumentación y Retórica.

Editorial: Trotta

Son las basadas en H.P.Grice (1989b), uno de los padres de la pragmática. Desarrolló el concepto de implicatura para denotar el acto de dar a entender, implicar o sugerir alguna cosa diciendo algo más, es decir, las implicaciones pragmáticas y contextuales en cuanto distintas de las implicaciones lógicas.

A diferencia de una implicatura lógica, la implicatura conversacional depende del contexto conversacional y es inferida por el interlocutor partiendo del presupuesto de que quien habla es cooperativo y se atiende a lo que Grice define como principio de cooperación.

Grice individualiza dos tipos de implicaturas:

  • Las implicaturas convencionales; determinadas por el significado de las palabras usadas. Son arbitrarias e imprevisibles, no cancelables y no inferibles.
  • Las implicaturas conversacionales; que se encuentran “esencialmente” vinculadas a ciertos rasgos generales del discurso”. Son naturales y no convencionales, cancelables e “inferibles”.

Al principio de cooperación se le deben añadir las 4 máximas conversacionales (paralelas a las máximas de Aristóteles y Kant), que pueden ser generalizadas (si es decisivo el léxico, pero no el contexto) o particularizadas (si es decisivo el contexto).

Máximas conversacionales

       1. CANTIDAD

  • Haga usted que su contribución sea tan informativa como sea posible.
  • No haga usted que su contribución sea más informativa de lo necesario.

       2. CALIDAD

       Expresada por la supermáxima “Trate usted de que su contribución sea verdadera” y articulada en dos submáximas:

  • No diga usted lo que crea que es falso.
  • No diga usted aquello de lo cual carezca de pruebas adecuadas.

        3. RELACIÓN

  • Vaya usted al grano.

        4. MODO

       Expresada por la supermáxima “Sea usted perspicuo” y articulada en estas submáximas:

                  1. Evite usted ser oscuro al expresarse.

                  2. Evite usted ser ambiguo al expresarse.

                  3. Sea usted escueto (o evite ser innecesariamente prolijo).

                  4. Proceda usted con orden.

Aunque en el siglo XX, se haya desplazado el interés del concepto de verdad a la noción de comunicación, o dicho de otro modo, desde una concepción formal de la lógica del discurso, centrada en la verdad lógica y en las proposiciones, a una concepción pragmática, centrada sobre la modalidad del hablar, que es una modalidad del hacer, esta primacía de la acción se puede remontar a Aristóteles y a Kant, y son aristotélico-kantianas las categorías sobre las que se basan las máximas de Grice.

Las máximas dan pie a las diferentes figuras retóricas, en especial, a las figuras de lo que no se dice, de lo que se suprime o se sugiere, como la elipsis, la preterición, la reticencia, la alusión, el énfasis.

En términos de razonamiento retórico, dan origen al entinema, entendido como un razonamiento cuyos elementos no se explicitan íntegramente.

También existe una correlación entre las 4 máximas conversacionales y las llamadas virtutes elocutionis de los tratados de retórica. Se dice que los tres requisitos de una comunicación eficaz son: ser verosímil, ser claro, ser breve. El discurso será correcto, conveniente y adornado, y tres serán los efectos o modalidades de persuasivas: informar (o docere), conmover (o movere), agradar (o delectare). Unificando las máximas de cantidad y las de relación («diga lo que es necesario» + «diga que lo es pertinente») se obtiene un buen paralelismo.

Conviene señalar que estas 4 máximas se fijan no tanto para ser rigurosamente respetadas, como para ser incumplidas a fin de  comunicar algo de forma indirecta. Son los medios para decir de forma diferente lo que se quiere decir o para decir lo que no se puede decir porque es censurable, impropio, tabú o impertinente, o para transmitir significados supuestos de forma socialmente aceptable.

Si la violación de las máximas se hace con espíritu cooperativo se origina una implicatura conversacional; si no es cooperativa se tiene una falacia.

Existen diversos tipos de falacias en función de la violación de la máxima.

I. Violación de la máxima de cantidad (informatividad)

I.1 No decir menos de lo necesario.

      a. falacia de evidencia suprimida.

I.2 No decir más de lo necesario

       a. falacia de la pregunta compleja

II. Violación de la máxima de cualidad (verdad).

        a. falacia de la generalización injustificada y precipitada.

        b. falacia de la causa falsa.

        c. falacia de composición.

         d. falacia de la división.

         e. falacia ad ignorantiam.

         f. falacia ad populum.

         g. falacia ad verecundiam.

         h. falacia del doble rasero.

III. Violación de la máxima de relación (pertinencia y validez de relación)

          a. falacia ad hominem.

          b. falacia tu quoque.

          c. falacia ad baculum.

          d. falacia de ignoratio elenchi.

          e. falacia ad misericordiam.

          f. falacia de petitio principii.

IV. Violación de la máxima de modo (cómo se expresa lo que se quiere decir).

     IV. 1. Sea claro

     IV. 2. Sea breve.

     IV. 3. Sea ordenado.

     IV. 4. Evite la ambigüedad.

                a. falacia de anfibología.

                b. falacia de equívoco.

                c. falacia de acento.

Síguenos y comparte:
error