Lenguaje (I)nterno/ Lenguaje (E)xterno

Autor: Eduardo de Bustos

Resumen del Compendio de Lógica, Argumentación y Retórica

Editorial Trotta

De forma paralela a la distinción entre lenguaje y lengua, se suele establecer una oposición fundamental ente el lenguaje como una realidad autónoma respecto a las capacidades biológicas y sociales de los individuos, que sería el lenguaje en cuanto externo al individuo, el lenguaje-E, y el lenguaje-I.

El lenguaje-E

Está constituido por el conjunto de los productos lingüísticos, el resultado de las acciones comunicativas que se realizan mediante el uso de las diferentes lenguas, esto es, por los ejemplares o proferencias lingüísticas.

Muchas disciplinas que estudian las lenguas; como la filología, la sociolingüística, o la antropología lingüística se centran en el lenguaje E, en las manifestaciones externas de la capacidad lingüística general, en la medida en que esta se concreta en las diferentes lenguas naturales.

El lenguaje-I

Consistiría en un estado inicial de la mente/cerebro que encarnaría la capacidad lingüística común a la especie humana y, por otro, por el conjunto de estados psicológicos que son el resultado de la maduración y fijación de esa capacidad lingüística, las diferentes lenguas humanas.

Solo el lenguaje-I es susceptible de ser objeto de investigación científica., sólo él es un objeto de investigación natural. Dicha investigación se realiza a su vez en dos niveles de concreción:

Primer nivel (Descripción/ explicación de la disposición lingüística en general)

Describiría el estado o disposición neurológica primigenia, previa a cualquier proceso cognitivo de maduración neurológica o aprendizaje social.

Noam Chomsky, lo ha asociado a la concepción racionalista, en el intento de especificar una gramática universal, un conjunto muy abstracto de estructuras que fuera compatible con la variedad de gramáticas de las diferentes lenguas  y que además, fuera un modelo plausible de las estructuras biológicas, comunes a la especie humana, que constituyen nuestra capacidad lingüística. Es decir, determinar que principios abstractos comunes se derivan de todas esas lenguas.

Segundo nivel (Las lenguas-I en las que se ha concretado la capacidad lingüística general)

Se trata de describir de una forma abstracta estructuras biológicas. Los diferentes estados neuronales en que derivado la capacidad lingüística original. Según Chomsky, eso debe hacerse desde la especificación de las diferentes gramáticas que se derivan de los principios de la gramática universal.

Se deben tener además en cuenta dos constricciones más:

  1. La descripción ha de ser compatible con los datos de las lenguas (descriptivamente adecuada).
  2. Ha de constituir un modelo plausible de las estructuras neurológicas correspondientes (explicativamente adecuadas).
Síguenos y comparte:
error